Manifestación 11/09/15 Cordoba Contra la Desregulación del taxi y tarifas por la CNMC (11s)

/, Sin categoría/Manifestación 11/09/15 Cordoba Contra la Desregulación del taxi y tarifas por la CNMC (11s)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Dos mil taxistas de toda España se manifestaron ayer en Córdoba para exigir que no se liberalice este sector del que dependen 100.000 familias. La marcha, que se desarrolló por las principales vías –partió de Almogávares y llegó a Conde de Vallellano, por la avenida de América, Ronda de los Tejares, el Pretorio y el Vial–, afectó al tráfico de toda la ciudad ocasionando un auténtico colapso desde las diez a las tres de la tarde. También se vieron perjudicadas la mayoría de líneas de Aucorsa, que no pudieron circular por sus itinerarios convencionales. No obstante, el concejal de Seguridad, Emilio Aumente, informó ayer de que no se produjeron incidencias destacables y que la marcha transcurrió de manera pacífica.

La protesta pretendía mostrar el rechazo del sector al dictamen de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sobre la ordenanza municipal del taxi en Córdoba y Málaga. En dicho informe, este órgano insta a los ayuntamientos de las dos ciudades andaluzas a modificar artículos de sus normas, so pena de iniciar un proceso contencioso-administrativo. En el caso de Córdoba, PSOE e IU han decidido no atender el requerimiento de la CNMC y que sean los tribunales los que diriman el conflicto. La asociación de consumidores Facua y la Federación de Vecinos Al-Zahara pidieron al equipo de gobierno que defendieran la ordenanza, mientras que el sector del taxi ha aplaudido la decisión. Incluso Etaxi, la asociación minoritaria, ha visto con buenos ojos esta decisión, a pesar de no estar de acuerdo con el texto íntegro de la norma.

La concejala de Movilidad de Córdoba, María José Moros, quiso mostrar con su presencia el apoyo del equipo de gobierno al sector y justificó las molestias que pudo acarrear la manifestación al resto de ciudadanos: “Tenemos que entender a quienes ven en peligro su puesto de trabajo”, afirmó.

Los taxistas contaron con el apoyo de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), cuyo presidente, Lorenzo Amor, tachó de “locura” el intento de liberalización del sector. “No hay tarta para tanta boca”, dijo de manera muy gráfica. Por su parte, el presidente de la Confederación del Taxi de España, Gabriel Moragues, calificó de “atropello” el informe de la CNMC; mientras que el presidente de la Asociación de Autotaxi de Madrid, Julio Moreno, alertó de que lo que está ocurriendo en Córdoba y Málaga puede afectar “a todos los taxistas españoles”. “Es una agresión muy directa al sector, ya está bien de que se cambien las leyes para favorecer a las grandes multinacionales”, denunció. Moreno avanzó además que el sector prepara un calendario de movilizaciones e ironizó sobre la presencia de algunos políticos: “Si el Gobierno está con nosotros, no sabemos quién manda aquí”.

El presidente de la asociación convocante, la de Autónomos del Taxi de Córdoba (Auttacor), Miguel Ruano, explicó que el motivo de la movilización era “rechazar el dictamen de Competencia, que, apoyada seguramente por algún lobi europeo, quiere desregular el taxi acabando con el trabajo de 100.000 familias en España”. Ruano insistió en que la ordenanza del taxi de Córdoba cumple con toda la normativa vigente y recordó que actualmente se están legislando (con el mismo marco normativo) todas las ordenanzas en Andalucía, a excepción de las de Sevilla, Málaga y Córdoba, que ya están aprobadas.

El presidente de los taxistas cordobeses agradeció la participación masiva de su gremio y afirmó que la intención de Competencia puede ser “muy lesiva no solo para el taxi, sino también para al usuario”. A juicio de Ruano, de aplicarse la ley de la oferta y la demanda en el sector, “los taxistas dejarían de trabajar para que lo hicieran multinacionales y nosotros desapareceríamos quedando todo al libre mercado”. Además, el presidente de los taxistas redundó en los problemas que acarrearía la liberalización para los usuarios, que estarían obligados a pagar los precios que libremente fijara cada conductor (sin la supervisión municipal), o la falta de controles para garantizar la seguridad de los vehículos.

Por su parte, el portavoz del PP en el Ayuntamiento, José Antonio Nieto, se mostró optimista: “Estoy seguro de que este tema se va a resolver bien y confío en que, ahora, quienes entonces no quisieron entiendan que la unidad es necesaria para defender el sector del taxi”, afirmó. La ordenanza del taxi fue aprobada en mayo siendo aún él alcalde. Precisamente Nieto apeló a la polémica suscitada entonces con la norma, que solo apoyó el PP y de la que se descolgaron el resto de partidos y los consumidores: “Ahora tenemos que defender lo mismo que defendimos en solitario en el Pleno de Córdoba: al sector y los usuarios del taxi”.

By | 2017-09-26T11:40:34+00:00 octubre 10th, 2015|Historia, Sin categoría|0 Comentarios

About the Author:

Dejar un comentario